February
5

MECENAZGO EN ENTIDADES SIN ÁNIMO DE LUCRO - Ribas Àlvarez

No todas las entidades sin ánimo de lucro pueden aplicar los beneficios fiscales al mecenazgo, sino que deben reunir unos requisitos, siendo el primero de todos tener una utilidad pública

A raíz de la modificación de la Ley del mecenazgo (Ley 49/2002, de 23 de diciembre de régimen fiscal de las entidades sin ánimo de lucro y de los incentivos al mecenazgo), hemos tenido ocasión de comentar la subida de los porcentajes de deducción por las donaciones irrevocables, puras y simples de dinero, de bienes o derechos realizadas a las entidades sin ánimo de lucro.

Normalmente toda entidad sin ánimo de lucro tiene una utilidad pública ya que sus fines van más allá del beneficio exclusivo de sus miembros. Sin embargo, las asociaciones y federaciones deben ser declaradas de utilidad pública.

En contrapartida a los beneficios económicos y fiscales de esta declaración, las asociaciones y federaciones deben cumplir las obligaciones contables previstas en las normas por las que se rigen (o sino las del Código de Comercio) y tienen el deber de rendición de Cuentas Anuales. Es necesario tener muy presentes estas condiciones porque su incumplimiento puede producir la revocación de la declaración.

Otros requisitos para aplicar el régimen fiscal especial previsto en la Ley del mecenazgo:

  • La entidad debe perseguir finalidades de interés general como pueden ser las del arte. 3.1 de la ley, que ahora incluye la defensa de los animales. Las consultas tributarias consideran que la entidad debe disponer como mínimo de los medios materiales y personales necesarios para hacer seguimiento de la ejecución de la finalidad estatutaria.
  • Debe destinar directa o indirectamente un mínimo del 70% de las rentas netas a la realización de las finalidades estatutarias o fundacionales, y en caso de que la entidad desarrolle también explotaciones económicas no exentas y ajenas a su finalidad estatutaria, el conjunto de éstas no puede superar el 40% de los ingresos totales de la entidad. En cualquier caso, la entidad no puede vulnerar las normas reguladoras de defensa de la competencia.
  • Los fundadores, asociados y patrones no pueden ser los principales destinatarios de las actividades, ni gozar tampoco de condiciones especiales.
  • El ejercicio del cargo de los órganos de gobierno debe ser gratuito, si bien a partir de 1 de enero de 2024 no se considera remuneración el pago de los seguros de responsabilidad civil contratados por el desarrollo del cargo.

Reunir estos requisitos no supondrá la aplicación automática del régimen fiscal especial de la Ley 49/2002. Es imprescindible optar mediante declaración censal (modelo 036). El régimen fiscal especial se aplicará en el período impositivo que finalice con posterioridad a la fecha de presentación de la declaración censal que contenga la opción ya los sucesivos (art. 1.2 del RD 1270/2003).

Quedamos a su disposición por cualquier duda en referencia a la declaración de utilidad pública, así como a otros relativos al régimen fiscal y a la regulación jurídica de las entidades sin ánimo de lucro.

 

Anna Carina Ribas Donato

Abogada col. 3366 ICAG

Ribas Àlvarez Advocats

 

Artículo

×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!